Principales diferencias entre separación de bienes y gananciales

Diferencias entre separación de bienes y gananciales

La separación de bienes y gananciales son dos de los regímenes económicos que regulan las relaciones patrimoniales del matrimonio. Los cónyuges eligen y fijan el régimen elegido en sus capitulaciones matrimoniales.

Si no está expresado con claridad, la normativa atribuye por defecto el régimen de gananciales como subsidiario. Las limitaciones son las que se establecen en el Código Civil.

Podemos ayudarle

En Simarro Abogados encontrará abogados de familia en Murcia. Si necesita un despacho con amplia experiencia en la materia, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

El régimen de gananciales

Las parejas que tienen en su matrimonio el régimen ganancial convierten en comunes los bienes que obtengan.

De manera indistinta a la consecución de ese beneficio o ganancia, serán divididos en partes iguales en caso de disolución.

¿Cuándo se elige el régimen ganancial?

Los cónyuges tienen la oportunidad de elegir el régimen de matrimonio de gananciales en el momento de casarse o más adelante. En cualquier momento pueden optar y dejarlo ya regulado en las capitulaciones matrimoniales.

Si no optaran por ninguno, la norma establece que por defecto se toma el régimen económico ganancial. Esto en prácticamente todo el territorio español, con excepción de Baleares y Cataluña.

¿Existen bienes privativos en el régimen ganancial?

Si los cónyuges desean vender un bien en régimen ganancial, será necesario que ambos den el consentimiento. Solo en algunos casos muy particulares, cuando el cónyuge interesado demuestra que lo compró con su patrimonio privativo puede solicitar el reintegro de su parte.

Los bienes que se consideran privativos son aquellos que se han percibido por medio herencia o donación.

¿Qué sucede con las deudas en el régimen ganancial?

Del mismo modo, las deudas forman parte del patrimonio de las personas. Por lo tanto, en el régimen de gananciales, ambos cónyuges son deudores.

Esto es muy importante, porque las dos partes tendrán que afrontar cualquier deuda debida, aún después de estar separados.

Régimen de separación de bienes

Las parejas que optan por el régimen de separación de bienes en el matrimonio mantienen su autonomía patrimonial. Cada uno de los cónyuges dispone de sus propios bienes de manera individual, es decir se limita el efecto matrimonial.

¿Cuándo se elige el régimen económico de separación de bienes?

Para poder optar por el régimen de separación de bienes es necesario elaborar las capitulaciones matrimoniales. Se trata de un documento legal que se realiza ante Notario público y se inscribe en el Registro Civil.

Lo más frecuente es que los cónyuges otorguen las capitulaciones en el momento de contraer matrimonio. Sin embargo, también pueden realizar una modificación más adelante.

¿Cuáles son los bienes privativos en el régimen de separación de bienes?

Lo cierto es que esta es la característica principal de la separación de bienes. Un matrimonio regulado por este régimen económico mantendrá por separado su patrimonio anterior y posterior al matrimonio. Es decir, que a partir de firmar las capitulaciones los bienes son privativos.

Este detalle implica que, ante una separación o divorcio, cada uno mantendrá sus bienes individuales.

Asimismo, en el caso de una deuda, solo responderá ante ésta la parte que la haya tomado, sin que la responsabilidad se extienda a su cónyuge.

¿Necesito autorización para vender en separación de bienes?

Los cónyuges en régimen económico de separación de bienes tienen la facultad para administrar, gozar y disponer libremente de su patrimonio.

En este sentido, no se requiere de ningún tipo de consentimiento para vender bienes privativos.

A pesar de este derecho, la normativa vigente ha establecido algunas limitaciones. Estas se vinculan de manera directa con inmuebles y muebles que sean de uso común y habitual de la unidad familiar.

Por lo tanto, si lo que se desea es vender la vivienda familiar o su mobiliario será necesario:

  • Consentimiento del cónyuge.
  • Autorización judicial.

Diferencias entre separación de bienes y gananciales

Los efectos del matrimonio son muy diferentes según cuál es el régimen económico matrimonial elegido o asignado por defecto.

Estas diferencias básicas son las que deben conocer todos antes de elegir, para tener claro cómo se regirán según sea la elección.

  1. El régimen económico de gananciales genera una unificación del patrimonio matrimonial. Bienes, derechos y deudas corresponden en un porcentaje de 50% para cada una de las partes. Mientras que, en el régimen de separación de bienes, cada cónyuge mantiene por separado su patrimonio.
  2. Cuando uno de los integrantes del matrimonio contrae una deuda, como puede ser un préstamo o una hipoteca, en el ganancial ambos deberán responder a los pagos. En el sistema de separación de bienes, solo deberá afrontar el pago quien haya adquirido la deuda.
  3. En el régimen ganancial, el más utilizado en España, se requiere del consentimiento de ambos cónyuges para vender los bienes. Por su parte, en la separación de bienes, cada uno dispone con libertad de las pertenencias de su titularidad, con las limitaciones de la normativa.
  4. Los matrimonios con régimen ganancial dividirán todo el patrimonio por partes iguales en caso de separación. Solo se considerarán privativos aquellos que han sido heredados o percibidos por donación. Cuando han elegido mantener separados sus bienes, todos se vuelven privativos y cada uno se queda con los de su propiedad

Conclusión

Antes de optar por un régimen económico matrimonial es importante conocer las características y diferencias. Estas fijan como varían sus efectos sobre el patrimonio de los cónyuges, las deudas y ante una separación o divorcio.

Se pueden elegir por capitulaciones matrimoniales ante un notario o, si no eligen ninguna, se considerará por defecto el régimen ganancial.

Un abogado especialista en divorcios es la persona idónea para asesorar a las personas en la elaboración de sus capitulaciones.

Concertar cita
Puede llamarnos al 968 73 35 10 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted a fin de concertar cita para su consulta.

    Al contactarnos acepta que tratemos sus datos según nuestras Condiciones de Uso y Privacidad. Más informaciónLos recogemos para responder su consulta, siendo la base legal nuestro interés legítimo en atender y responder a nuestros usuarios. No compartiremos sus datos con terceros, salvo obligación legal. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestras Condiciones de Uso y Privacidad.

    ¿Por qué debería escogernos?
    Atención personalizada
    Opción de pago a plazos
    Rápida respuesta
    Abogados especialistas
    ¿Dónde encontrarnos?
    C/ Portillo San Antonio, nº 6, 8º A 30005 Murcia, Región de Murcia 968 73 35 10 [email protected]
    Abrir chat
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?